Luis Ramírez

La obsesión por la perfección

En 1997, Luis Ramírez comenzaba sus labores en Palermo S. A., en aquel tiempo llamado Tabacos del Paraguay S. A. Su misión era posicionar a las marcas de la empresa como las mejores del mercado, hecho actualmente consumado. El Director de la distribuidora está convencido de que este crecimiento se dio gracias a los fundadores y colaboradores del Grupo Cartes

Plena Confianza

La misión de Ramírez en Palermo S. A. era conformar un equipo y una empresa sólida. Según el Director, los fundadores del Grupos Cartes confiaron en su capacidad para llevar adelante, en aquel tiempo llamado Tabacos del Paraguay S. A., el proyecto empresarial. “Me dieron la responsabilidad de desarrollar todo el proyecto para lograr una empresa exitosa. Todo eso sucedió gracias a la confianza de Horacio y Sarah Cartes”, expresó.

Actualmente, Palermo tiene alrededor de 220 empleados que están divididos en diferentes cargos y departamentos. “Para mí, el éxito tiene dos facetas, por un lado el colectivo, porque cada persona transfiere su conocimiento a la comunidad de la empresa; y por el otro, el de las personas que tomaron el riesgo de fundarla. Sin una cabeza, nunca hubiéramos llegado hasta donde se encuentra Palermo S. A.”, explicó.

¿Cuál es el secreto del éxito en Palermo S. A.?

Lo primero, ausencia de maldad, ausencia de protagonismo y ausencia de competencia. Actuar generosamente y reconocer el trabajo de cada compañero. Luego, la obsesión por hacer bien las cosas.

Actualmente, ¿en qué situación se encuentra la empresa en el mercado?

Está consolidada, aunque es una realidad que todavía tiene un espacio para crecer, es muy poco. Somos líderes en distribución, nuestras marcas están en todos los rincones del país.

¿Cuáles son los valores para que la compañía se mantenga en el mercado?

Son muchos. Lo primero es la obsesión por la calidad, y para eso necesitábamos tecnología y conocimiento. Desde ahí, pudimos ofrecer lo mejor para el cliente en una perspectiva de primer mundo. Esto nos llevó a tener una rápida penetración y comenzar a liderar en poco tiempo el mercado paraguayo.

Hoy en día, ¿cuál es el principal desafío de la empresa?

Es crecer en el portafolio de productos. Estamos trabajando en ese proyecto. Seguramente, en poco tiempo más tendremos novedades sobre más marcas.

¿Una anécdota?

Está anécdota que nunca conté es que el producto Palermo se lanzó el 07-07-97, en honor a los accionistas, que cumplen años el 05 y 06 de ese mes, respectivamente. Hoy, después de 20 años, reveló ese detalle.