James Stimson

Arambé es un ejemplo para otras instituciones

Hace 40 años, James Stimson dejó Inglaterra y actualmente está radicado en Paraguay. Desde el 2009, es parte del Centro Educativo Arambé, donde entrega sus conocimientos para que niños y adolescentes aprendan y puedan ser útiles a la sociedad. James es el Director Interino de la institución académica.

 

El Centro Educativo Arambé tiene casi ocho años de haber sido inaugurado y James Stimson viene trabajando dentro de la casa académica desde su primer día de funcionamiento. En sus inicios, Stimson se encargaba del asesoramiento y planificación pedagógica de la institución educativa. Hoy, ocupa el cargo de Director Interino.

Sentado frente a su escritorio, el colaborador explica su misión fundamental dentro de Arambé.

La filosofía del colegio es que no importa la clase social para el aprendizaje. El punto fuerte del colegio es demostrar que los niños de escasos recursos con buena enseñanza pueden sobresalir como cualquier otro chico de un colegio privado

James Stimson

¿Cómo llegó a ser parte de Arambé?

Llegué a Arambé por la recomendación de la señora María Julia Rodríguez Alcalá a la señora Sarah Cartes y a los miembros del Consejo Directivo. Durante mis ocho años en la institución, ocupé los cargos de Consultor Internacional Externo, Director General, Director Académico y miembro del Consejo

¿Qué representa llevar adelante una institución como Arambé?

Para mí, la educación es el futuro para los niños. Por eso, es satisfactorio estar en Arambé, porque el colegio es un ejemplo para otras instituciones, que pueden copiar este sistema educativo. Los docentes en la institución son los mismos que enseñan en otros lugares

¿Cómo es su experiencia conviviendo con los alumnos?

Hay dos aspectos: el primero se centra en la disciplina, este colegio tiene alumnos modelo, es una institución impecable. Lo que acá enseñamos está basado en el cuidado al medioambiente y los niños lo tienen muy en cuenta. Lo segundo es lo académico: los alumnos pueden compararse con otros de instituciones privadas.

¿Cómo es su experiencia conviviendo con los alumnos?

Hay dos aspectos: el primero se centra en la disciplina, este colegio tiene alumnos modelo, es una institución impecable. Lo que acá enseñamos está basado en el cuidado al medioambiente y los niños lo tienen muy en cuenta. Lo segundo es lo académico: los alumnos pueden compararse con otros de instituciones privadas.

¿Está acostumbrado a Paraguay?

Podría decir que estoy más que acostumbrado al país. Es muy agradable vivir acá. Mi adaptación a la cultura paraguaya fue fácil por varias razones; la principal de todas es que mi esposa es paraguaya. Además, la gente es abierta, cálida y carismática.

Al dejar la dirección interina de Arambé, ¿qué cargo ocupará?

Voy a regresar a mis funciones de Consultor, por un semestre más seguiré siendo Director. Luego, la nueva Directora será Catherine Chauvel.

Un paraguayo más

James está radicado hace varios años en nuestro país. Casado con una paraguaya llamada Sofía Sarquis Rojas con quien tuvo tres hijos. Es Doctor en Sociología y Licenciado en Administración de Empresas. Mayormente, trabajó en asesoría pedagógica, teniendo como gran experiencia colegios de Estados Unidos. En nuestro país, el profesional pasó por renombradas instituciones educativas, siendo Director de The American School of Asunción (ASA) y el colegio Santa Ana. Según nos explicó, fue un gran impulsor de la implementación de computadoras en las escuelas paraguayas.